Protección Pasiva

La protección pasiva contra el fuego en edificios e industria es fundamental para salvaguardar vidas y propiedades en caso de emergencias como incendios, explosiones o desastres naturales.

Nuestras áreas de trabajo

El aislamiento industrial se configura como un conjunto de estrategías y técnicas destinas a la optimización la eficiencia energética y las condiciones operativas.

Cortafuegos

Desempeñan un papel fundamental en la protección de los sistemas de control y automatización

Compartimentación

Aislamiento industrial orientado a la eficiencia energética.

Conductos

Recubrimientos para aprovechar de una forma óptima el calor.

Sellado de pasos

Optimiza tu entorno con soluciones acústicas especializadas.

Protección

Al fuego de estructuras.

Marcas que confían en nosotros:

Gracias a nuestros +50 años ayudando a profesionales brindando soluciones con sistemas certificados y aconsejando los mejores y más actuales sistemas del sector, las marcas líderes del mercado confían en nosotros como distribuidores oficiales.

Edificios

Protección Pasiva

La protección pasiva en edificios e industria abarca una serie de medidas técnicas diseñadas
para mitigar los riesgos de incendios y minimizar daños personales . La compartimentación
juega un papel crucial al dividir el espacio en áreas más pequeñas mediante el uso de paredes,
pisos y techos resistentes al fuego. Estas barreras ayudan a contener el fuego en su lugar de
origen, limitando su propagación a otras partes del edificio o instalación.

Además, es fundamental sellar cualquier penetración en estas barreras, como conductos de
aire, cables eléctricos o tuberías, con materiales resistentes al fuego y sellados intumescentes
para evitar que el fuego y el humo se propaguen a través de ellas.

Los cortafuegos son estructuras diseñadas para resistir el fuego durante un tiempo específico,
proporcionando una barrera adicional contra su propagación. Estos pueden incluir paredes,
puertas o ventanas con propiedades ignífugas, contribuyendo así a la protección pasiva del
edificio o instalación.

Además, el uso de materiales de construcción y revestimientos ignífugos es esencial para
retardar la propagación del fuego y reducir la generación de humo y gases tóxicos. Ejemplos

de estos materiales incluyen paneles de yeso ignífugo, pinturas intumescentes y aislamientos
especiales.

En conjunto, estas medidas técnicas de protección pasiva ayudan a crear entornos más
seguros al reducir los riesgos asociados con incendios y otros eventos adversos en edificios e
instalaciones industriales. La implementación adecuada de estas estrategias desde las etapas
iniciales de diseño y construcción es fundamental para garantizar la seguridad y protección de
vidas y propiedades.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad